Transparencia real

Mi coche no ha pasado la ITV. Se le rompió el tirador interior de la puerta y la marca no vende esta pieza sola, hay que cambiar todo el panel interior. Pedí varios presupuestos y la diferencia de precio era sustancial. Y es que hay talleres de segunda, de primera y especiales.

¿A cuál ha ido Juan Carlos I a que le cambien la pieza de la cadera? Pregunta no baladí, ya que será de categoría especial y de precio acorde con el servicio prestado. No es para menos, se trata del monarca, Borbón, Jefe del Estado, todo un rey.

El coste de la reparación (en dos fases, secuela de otra anterior) será de cuidado, pero en cualquier caso no creo que afecte en exceso a la cuenta corriente del monarca, que rellenan los presupuestos generales del Estado, es decir, todos los españoles.

Politiqueo aparte, me he encontrado en Facebook un enlace de Nacho Escolar sobre la transparencia de las casas reales de España y el Reino Unido. Sorprendente.

Las diferencias son llamativas, no solo por la asignación (8,2 millones para la casa española y 38,1 para la británica) sino el desplieque de datos y la extensión de los informes.
Quizá sea por la falta de tradición (de transparencia, que no monárquica) o porque este sea el primer año de rendición de cuentas en la casa de los Borbones, pero hasta llegar a los niveles del Reino Unido falta bastante.

Se me ha ocurrido hacer un sencillo gráfico comparativo que cualquiera puede cotejar, ya que la información sale de las respectivas páginas web (Reino Unido y España). A modo de resumen da una idea de lo real que es la transparencia en uno y otro trono.

Deja un comentario